El primer workshop en terreno de pesca con mosca y fotografía de aventura

Pesca con Mosca en Blanco y Negro II parte

Complementando la primera selección de fotos de pesca con mosca en Blanco y Negro, esta segunda selección continúa esta idea con nuevas imágenes, que nuevamente salen de fotos originalmente capturadas en color y traspasadas a blanco y negro en un editor de imágenes.

La elección de imágenes adecuadas para ser pasadas a blanco y negro se basa en la calidad del contraste. Al eliminar el color de las imágenes, el cual puede ser incluso parte de la composición, cada fotografía queda intensificada en los contrastes de luminosidad. Estas imágenes en particular fueron hechas durante los días del Workshop de Noviembre 2010, en el cual se visitaron destinos como el Río Baker en su curso superior, el Río Cochrane, muy cerca de su nacimiento en el Lago del mismo nombre, y finalmente en las orillas del magnífico Lago Bertrand.

Trucha Arcoiris capturada en el Río BakerTrucha Arcoiris del Baker
Esta trucha inicialmente se tentó con una gran mosca seca flotando en un gran remanso del Río Baker, pero al rehusar, decidió finalmente atacar una pequeña ninfa que colgaba unos centímetros más abajo. Luego de una intensa pelea, el orgulloso mosquero la levantó breves segundos para esta fotografía. (F5.6, 1/60seg, ISO500, 98 mm)

En Cataraft avanzando por el Lago BertrandAvanzando por el Lago Bertrand
En esta autofoto, en compañía de Livio, el guía de la mañana, busqué capturar el avance a velocidad por el Lago Bertrand, yendo hacia las orillas más prometedoras del lago. Un fabuloso lente super angular 11-16mm ayudó a incluir gran parte de la vista en esta toma. (F18, 1/40seg, ISO400, 11mm)

Guía y pescador con mosca agregando una nueva moscaGuía y pescador buscando la próxima mosca
La experiencia y conocimiento de un guía “no tiene precio”. En este caso, el gran Marcelo Soto, quien ha vivido prácticamente toda su vida en el gran valle del Baker, hace un cambio de moscas para Hernán. La elección ante una tarde muy calurosa a orillas del Baker se basa en años de experiencia y, por supuesto, en la observación de los últimos días. (F18, 1/25seg, ISO320, 18mm, filtro polarizador circular).

El resultado de una buena presentación
El resultado de una buena presentación
El momento clave de una gran pelea con una trucha. Tomarla con delicadeza, pero a la vez, con decisión, es la técnica más efectiva para finalizar lo que seguramente fue una vigorosa pelea, luego de que la trucha fuese exitosamente engañada por una adecuada selección de mosca y su correspondiente presentación. (F11, 1/60seg, ISO320, 18mm)

Bote a orillas del Lago BertrandBote a orillas del Lago Bertrand
La mayoría de los pequeños pueblos de la Patagonia se han desarrollado a las orillas de algún gran río o lago, como es el caso del, cada vez más famoso, Puertro Bertrand. En sus orillas, la imagen de un avenjentado y experimentado bote utilizado para trasladarse, y seguramente pescar, le da a la costanera un ambiente místico, que evoca las duras décadas que los colonos han soportado para hacer de este pequeño punto en la Carretera Austral, su hogar. (F11, 1/30seg, ISO250, 26mm)

Flotando de vuelta al LodgeFlotando de vuelta al Lodge
Las últimas horas de luz resultan ser, en muchas ocasiones, las más intensas de pesca en este primer gran trecho del Río Baker. Poder pescar en sus islas hasta  la hora límite resulta en un ejercicio de técnica y determinación, que culmina con el llamado del guía “… ya es hora de volver“. (F11, 1/20seg, ISO 800, 11mm)

Devolviendo una Marrón al BertrandDevolviendo una Marrón al Bertrand
Las hermosas truchas fario o marrones del Lago Bertrand terminan cayendo por su agresividad para lanzarse a grandes moscas secas presentadas a centímetros de la orilla. Poder tener una de éstas en las manos, siempre debe terminar con una delicada y cuidadosa devolución a las aguas. (F9, 1/500seg, ISO400, 80mm)

Una saludable trucha Arcoiris del BertrandUna saludable trucha Arcoiris del Bertrand
Esta vigorosa Arcoiris se avalanzó a una mosca seca presentada en la boca de uno de los ríos afluentes del extenso Lago Bertrand. Una rápida pelea y correcta manipulación permitió una fugaz fotografía, destacando el cuerpo alargado de la trucha, e incluso congelando una gota de agua cayendo de su cuerpo. (F6.3, 1/320seg, ISO400, 105mm)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s